Jilgueros 1

Con sólo 11 años Miguel empezó a trabajar como cabrero en los montes de Málaga.  Uno de ocho hermanos, su padre dejó pronto el campo y se trasladó a la ciudad, al barrio de Fuente Olletas, donde fue desbravador de caballos y albañil. Ahora está jubilado y sobrevive con una pequeña pensión.

Su amigo Jose Luis está desempleado. Es camionero, carpintero, albañil o lo que haga falta. Tiene un huerto en el campo donde va varias veces a la semana. Siembra, pero dice que del campo no se puede vivir y que los que se quedan pasan miseria.

José Luis y  Miguel hablan en un descampado entre el Cementerio de San Miguel y el huerto comunitario social El Caminito, en Fuente Olletas.

Hablan mientras escuchan cantar a sus jilgueros.

Han colocado cuatro jaulas con sus pájaros: una en una mata, otra apoyada en lo alto de una tapia, y dos colgadas en un gran muro de ladrillo.

“Vengo a escucharles cantar”, dice  Miguel. Así practican. En su casa les pone a oir cds con cantos de jilgueros “que cantan bonito” para que imiten y habla de concursos en los que se premian con copas y “muchos billetes” los mejores trinos .

One comment on “Jilgueros

  1. Reply Manuel Jun 9,2012 8:59 am

    Con menos años que ahora Ana, no podrás acordarte pero quizá por esa misma zona, recién llegados a Málaga asistimos a una escena parecida. Con canarios, no con jilgueros. Por eso me fue fácil acertar que el pobre de la foto aprendía o enseñaba a cantar desde su jaula. Así pues, un jaiku para Ana y Miguel, un poco jilgueros en sus primeras aulas:

    Pobre jilguero.
    Aprendiendo a cantar
    desde su jaula.

Leave a Reply