Se acabó la ayuda para los ex presos cubanos

El Gobierno ha suspendido la ayuda económica que brindaba a los expresos políticos cubanos y sus familiares que llegaron a España en el proceso de excarcelación aprobado por Cuba. Venían recibiendo una media de 700 euros, dependiendo del tipo de familia. Se quejan de que la supresión ha sido sin previo aviso, sin darles tiempo a hacerse una idea, aunque ya el apoyo venía recortándose desde hacía un año.

Un grupo de unos treinta cubanos, entre ex presos y familiares, comenzaron la semana pasada una manifestación pacífica frente a la sede del Partido Popular (PP) en Málaga. Enarbolaban una bandera de Cuba, un país del que según me contaba el disidente José Luis Rodríguez Chávez, algunos no se fueron de forma voluntaria pese a oponerse frontalmente al régimen y por ello estar encarcelados.

La crisis económica y el desempleo como su más grave consecuencia, ha afectado de lleno a este colectivo como al resto, con la diferencia de que ellos llegaban con unas altas expectativas, ahora frustradas, y que su estatus les impide a muchos de ellos viajar a otros países, como reclaman.

Mi reciente artículo para IPS Cubanos a la deriva fue premonitorio de la cancelación de las ayudas y también comentado por la escritora cubana Zoe Valdés, quien escribió en su blog que lo que deben hacer los cubanos es “hacer cualquier tipo de trabajo como hemos hecho todos aquí cuando hemos llegado, que ninguno hemos recibido las ayudas que han recibido ellos, que recibieron techo gratis, dinero sin trabajar, y protección social. Cuando llegué a este país no tuve nada de eso, nada”.

Los ex presos dicen que son conscientes de la crisis económica que atraviesa el país y agradecen la ayuda del Gobierno pero afirman sentirse desamparados sin ningún recurso sin saber cómo se van a plantear la situación.

Alegan que hay niños, mujeres embarazadas y ancianos que se van a tener que ir dormir debajo de un puente porque las autoridades españolas han incumplido un convenio que les garantizaba la ayuda por un periodo de un año con una prórroga de seis meses.

El miércoles pasado se quitó la vida en Las Palmas de Gran Canaria el disidente Albert Du Bouchet, un hecho que el Gobierno no relaciona con esta suspensión del apoyo económico, algo que sí hacen su mujer y ex presos cubanos que aterrizaron con él en Madrid el 8 de abril de 2011.

 

 

Leave a Reply